domingo, 23 de febrero de 2014

Escuchar el silencio

Vivo en un mundo extraño.
Cada mañana parece una noche, cada noche, una noche.
Río y amo devotamente,
lloro igualmente y amo mucho más.

Supongo que cada cosa contiene su eje,
aún no entiendo la forma del eje artista,
que por cada sonrisa, brotan mil lágrimas
y llenan un fuente malvada, en el medio una plaza
donde beben los cuervos, sumergidas las calaveras de ellas mismas.
Mueren por su propio acto.

Esta vida me dio el pánico,
amigo loco e irregular, nunca nos pasó nada finalmente.

Pasear por la vida con los ojos cerrados,
vestido de negro, con sombrero y lentes es tan hermoso!
Iluminar los minutos de infarto debe ser tan hermoso!

Vivir sin escuchar el silencio, debe ser tan hermoso!