miércoles, 8 de abril de 2015

No aguanto

Familia, amigos, hijas, Amor, perdónenme, no soporto más este calvario, esta enfermedad me tiene consumado. Se ha apoderado de mi, el dolor tomó forma en mi ser, mi vida cambió y se convirtió en basura clínica, investigaciones frustradas y un mar de pastillas inútiles, siento que me muero en cada segundo de dura existencia. 
Agradezco lo que poco o mucho han querido ayudarme, pero nadie pudo hacerlo hasta el momento. Quedé preso en mi propia cárcel. 
Los amo en lo más profundo de mi alma. Lucharé hasta el final por amor a ustedes. Oren por mi.